Columna de Opinión

Sport Vega Baja, en su interés por servir de medio transmisor de ideas sobre el deporte, contribuir a divulgar diferentes puntos de vista y abordar nuevos campos relacionados con el mismo, ofrecerá periódicamente a profesionales vinculados a la actividad deportiva la posibilidad de ofrecer su opinión.

AMPLIACIÓN DEL IES THADER y CON INSTALACIONES DEPORTIVAS PARA ORIHUELA

Por Miguel Ángel Robles, profesor de Educación Física de Enseñanza Secundaria y ex concejal de Deportes de Orihuela. 

"El IES Thader necesita una ampliación urgente, entre otras cosas, de las instalaciones deportivas. Mi propuesta es que se haga pensando en términos de ciudad. ¿Tan difícil es reordenar las instalaciones actuales, cuyo valor es meramente el valor suelo, y transformar el patio del instituto en un espacio deportivo para toda la ciudad? Transformaríamos al IES Thader en un centro modelo y dotaría al municipio de un nuevo espacio que, bien aprovechado, ayudaría a sacar a nuestros niños y jóvenes del sedentarismo". 

El IES Thader de Orihuela desconvocó la huelga anunciada para el martes 10 de abril porque en pleno municipal, tras muchas controversias, se anuncia la adhesión al plan Edificant. Bien, pero poco. Llevo años, y como yo algunos compañeros, luchando porque se trate este asunto más allá de la mera resolución de un expediente administrativo, para que se resuelva con criterios políticos de altura. Mi gozo en un pozo.

Cuando se elige a los líderes políticos y se vota por un partido uno espera que sean capaces de administrar nuestros recursos con eficacia, prudencia y sentido práctico, pero también que lo hagan desde una visión más penetrante que el común de los vecinos; al fin y al cabo ellos se postulan voluntariamente como personas capaces y con vocación de gobierno y tal disposición presupone que antes han valorado qué necesita el municipio y cómo puede articularse. Luego te das cuenta que la mayoría ansía el cargo pero carecen de la inteligencia, la voluntad o las ganas para ejercerlo con categoría suficiente. De hecho la mayoría aprende/ aprendimos (si se tiene la intención) sobre la marcha y son legión los que superan mejor las pruebas del maquiavelismo intrínseco al puesto que las relativas a la buena gestión de lo público.

Existen dos maneras de encarar este asunto y otros relacionados con el futuro de Orihuela. Desde la pereza intelectual que se limita a resolver un expediente: hay una necesidad evidente, pues, si no queda más remedio exigidos por la presión ciudadana, hacemos un “apañico”, inauguramos con pompa y circunstancia y nos colgamos la medalla…y a otra cosa mariposa. O desde la grandeza, equivocada o no, que otorga tener una visión del municipio que se quiere. En este caso la necesidad se convierte en una oportunidad que,  pese a las prevenciones de los mandamases, nos pagan otros. El equipo de gobierno, todo él, sigue en lo que ya es una tradición casi tan nuestra como el Caballero Cubierto, hacer las cosas con desgana, a destiempo, sin ponerlas en relación con el resto, convirtiendo el territorio en un despropósito  deslavazado de infraestructuras que lejos de complementarse se estorban.

El IES Thader necesita una ampliación urgente, entre otras cosas, de las instalaciones deportivas, pero Orihuela carece de las mismas en la margen derecha del río, precisamente la zona de expansión y donde se acumula un gran número de familias con niños y jóvenes faltos de actividad física y lugares de distracción adecuados. ¿Por qué cuesta tanto que nuestros políticos se den cuenta de la gran ocasión que nos facilita el plan Edificant? Con un poco de altura de miras podríamos resolver un problema con ahorro de suelo, evitando el transporte público y ubicando las infraestructuras dentro del entramado urbano; facilitando de ese modo el acceso a los usuarios más vulnerables y transformando la ciudad en un espacio acogedor del que no hay que huir para poder hacer ejercicio. Hasta ahora los jóvenes que desean jugar tienen que saltar la valla del instituto los fines de semana y durante las tardes está infrautilizado, mientras por las mañanas se hacinan los alumnos en un patio que apenas cubre el 10% de las necesidades reales.

Ampliación en términos de ciudad

Mi propuesta, vuelvo a insistir en ella, es que la ampliación de las instalaciones deportivas del Thader se haga pensando en términos de ciudad, no solo para parchear un centro. El plan Edificant nos facilita la financiación pero nos “obliga”, ¡qué mala suerte!, a diseñar nuestras propuestas. ¡Joder, ni soñando se las ponían así a Fernando VII! ¿Tan difícil es reordenar las instalaciones actuales, cuyo valor es meramente el valor suelo, y transformar el patio del instituto en un espacio deportivo para toda la ciudad con un pabellón/rocódromo en condiciones, un campo de fútbol/jockey de césped artificial y varias pistas polideportivas que pueda ser usado a partir de las 15hs por el resto de vecinos y clubes deportivos?  Transformaríamos al IES Thader en un centro modelo y dotaría al municipio de un nuevo espacio que, bien aprovechado, ayudaría a sacar a nuestros niños y jóvenes del sedentarismo, la apatía y otras tentaciones hijas del aburrimiento… Pero no contaba con que había que trabajar y negociar con la Generalitat para hacer un convenio. Lo siento no sé en qué pensaba al ponerme a escribir.

P.D. ¡Césped artificial ya en el campo de Los Arcos!

(Foto Sport Vega Baja) 

Modificado por última vez en Viernes, 13 Abril 2018 18:53
Valora este artículo
(0 votos)
Visto 360 veces
Más noticias de este deporte: « La otra cara del fútbol base

¿Nos sigues en Facebook?

Sport Vega Baja

Esta es una web deportiva propiedad de Antonio Peñalver García.

Para contactar llama al 622 915 328

o si lo prefieres envíanos un email a

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web Analytics